Carlos Rodríguez
ENCARGADO DE VEGETALES Y FRUTAS SUCURSAL SARASOTA
"En el trabajo, haces las cosas con criterio o no las haces "

Carlos pasó de transportar materiales de construcción a ser el encargado del departamento de vegetales de Supermercados La Cadena. Pero, como todo en su vida, con amor y pasión por su trabajo, este empleado de la sucursal de la Sarasota ha conseguido no solo mantenerse en su puesto por 16 años sino convertirse en un líder y formador para esta empresa. Esta es su historia.

¿Cuándo comienzas a trabajar en La Cadena y qué te atrajo de esta empresa?
Entré el 1 de octubre del año 2000, movido por un vecino y amigo que trabajaba en este área de supermercados. Como en ese momento me había quedado desempleado, tras trabajar con mi suegro, me dije que no tenía nada que perder, así que llené la solicitud, me entrevistaron y me llamaron. Comencé como auxiliar en el área de vegetales de esta sucursal de la Sarasota.

¿En qué trabajabas con tu suegro?
Con camiones llevando materiales de construcción, nada que ver con esto. Pero cuando llegué me impresionó lo que significa moverse en este mundo de los vegetales y estar enfocado. Tal fue así que mi jefe, a la semana, me comentó: “tienes un movimiento como si hubieras trabajado anteriormente en esto”. Le respondí que no. “Lo que pasa es que lo que haces con apego y amor, te da el don para crecer y hacer lo que te gusta. Tú vas a llegar...”, me contestó.

¿Cómo fuiste evolucionando hasta llegar a esta posición?

A los seis meses pasé a ser encargado formalmente de chequear que todo estuviera bien. A los seis meses ya estaba dentro del departamento moviéndome como un encargado de calidad. Al año y medio, me ofrecieron quedarme como encargado y así me he desenvuelto hasta el sol de hoy, manejando la calidad, velando por que los productos se vean frescos y todo esté en orden.

Siempre has trabajado en la misma sucursal...
¿Por qué?

Sí, por varias razones… Hay algo que yo siempre digo: “en las cosas que haces o te das bueno o no te das”, “haces las cosas con criterio o no las haces”. Y es lo que me enseñaron. Por el tiempo que llevo en esta tienda me han tomado para ser el eje, un líder, no solo por mi función en el departamento, sino porque también tengo una visión más allá de éste siendo conciliador, consejero de los mismos compañeros de trabajo, velando por que funcione lo que está mal y mejorar todo lo que se pueda. He sido útil en ese sentido, por eso entiendo que me han dejado permanecer en la misma sucursal.

¿Qué aspectos son importantes tener en cuenta cuando estás encargado de un área con productos perecederos?
Varias cosas, entre ellas el hecho de que los vegetales, a través de ti, cobran vida, porque si no les das un manejo adecuado serán muy poco duraderos. Por eso cuando haces las cosas con amor, todo lo que está dentro del área que trabajas saldrá bien. Hay que saber cuidar los vegetales con aprecio y apego de manera que no se dañen en poco tiempo, conservarlos en unas condiciones óptimas para que así luzcan frente al público.

¿Cómo es un día de trabajo para Carlos, cómo comienza, qué es lo que haces diariamente?
Mayormente un día a día en el área es un poquito movido. Desde que llegan los vegetales y las frutas, bajamos a darles el curso de entrada al almacén para ver sus condiciones, si están óptimos, y damos el paso para recibir. Una vez llegan, un equipo de siete personas busca que vayan a diferentes lugares, como el cuarto frío, la parte calórica o a la tienda, procesando cada rubro. Nos manejamos intensamente en esa parte, por la precisa razón de que somos un equipo que maneja todo de una vez. Cuando ya están listos, bajamos a colocarlos en orden y confirmamos que todo haya llegado óptimamente al cliente, de la misma manera que nos llegó a nosotros.

¿Qué día reciben los vegetales? ¿Tienen días específicos para recibir determinados rubros?
Sí, nos equipamos bien los miércoles para las ofertas de los jueves, aunque, mayormente, nos manejamos la semana entera recibiendo vegetales y frutas para ofrecerlos bien frescos a nuestros clientes.

Tienes siete personas a tu cargo, ¿qué tipo de jefe eres?
Yo siempre digo que la vocación la traes desde la casa. Yo traje la mía a esta empresa y me ha dado mucho éxito porque como jefe mi estilo es el de un consejero para mi equipo. Me dedico por completo a las personas que trabajan conmigo. Los empleados no vienen a trabajar con la misma mentalidad ni pensamiento todos los días, así que tú tienes que entrar dentro de ellos para que las cosas fluyan y salgan bien dentro del departamento. Es lo que yo busco como jefe y líder de equipo, que todos se sientan bien dentro del entorno.

Te gusta formarlos...
Claro, cuando no formas ni haces cosas en conjunto nada te puede quedar bien. Cuando un eslabón se sale, basta y sobra para que la cadena no siga su rumbo. ¿Qué debes hacer en ese caso? Traer ese eslabón que se salió, analizarlo y volver a colocarlo en el tren que corresponde.

Supervisas la mercancía cuando llega, pero ¿te ha tocado rechazar productos en alguna ocasión?
En una ocasión me tocó recibir unos plátanos, que entendí que estaban muy pequeños. Y así se lo hice saber al personal del almacén. Fue un momento jocoso porque cuando recibimos la segunda partida, dije “estos si están llegando grandes, por eso te reíste cuando los comparaste con los pequeños”. Nada es pequeño y nada es grande, sino de la manera como entiendes que llegó la mercancía. Cuando mis clientes se sienten satisfechos con la mercancía les digo “es que ustedes la ven con los ojos del corazón también”.

Esta es una época en que la gente quiere estar saludable después de las fiestas, ¿qué vegetales de temporada recomiendas consumir al cliente?
Las manzanas y las uvas aunque haya terminado la temporada. Y la lechosa, el melón, la mandarina, la naranja y la sandía, perfecta para esta temporada. En cuando a los víveres la gente siempre busca su yuca, plátano, yautía blanca. Y entre los vegetales recomiendo el brócoli, la coliflor –ambos de temporada– y la auyama.

¿Cómo ha cambiado el gusto y consumo de los dominicanos con los años, nos hemos vuelto más gourmets a la hora de seleccionar los vegetales y las frutas?
En toda mi trayectoria no he visto que el consumo haya variado mucho, sino que se ha mantenido en la misma línea, aunque en las frutas puede haber subido la preferencia por la china o la toronja. Sigue siendo un consumo clásico.

En estos 16 años, ¿cuál dirías que ha sido tu mejor momento laboral?

Para serte totalmente honesto, dentro de la empresa, para mí todos han sido grandes días por la sencilla razón de que yo me siento como en casa. Todos los días son favorables; pero repito lo que ya he dicho antes “lo que tú haces con amor se refleja con amor en tu día a día”. Para mí todos los días son efectivos, y de verdad que no hay días rutinarios.

¿Qué es lo mejor de trabajar en La Cadena para ti?
El apoyo, la consideración, el gran esfuerzo que hacen los dueños para que en tu día a día te sientas orgulloso de trabajar dentro de la empresa. Eso para mí es el eslabón principal.

¿Si te dieran la oportunidad de cambiar de departamento hacia dónde te gustaría crecer?
No siento que me haya estancado ni quisiera brincar a otro departamento de la empresa, me siento muy orgulloso de estar en este y continuar ejerciendo lo que hago.

¿Cómo eres fuera del trabajo, qué te gusta y cuáles son tus hobbies?
Fuera de aquí tengo la misma chispa que reflejo dentro. No varía porque no puedo cambiar mi personalidad. En mi tiempo libre me gusta jugar dominó, compartir, pero no tomo alcohol –si acaso una copa de vino social con mis amigos o compañeros fuera de aquí– y pasar mucho tiempo en familia, sobre todo con mis dos hijos, que ya tienen 12 y 13 años.